REFLEXIONES COPERAS

Luis Tejada. Un goleador de raza que fue figura en la Libertadores 2010. (Foto: Peru.com)

La sensación que se vive es de que los cuadros peruanos pudieron llegar más lejos en esta Copa Libertadores a pesar de la “malacostumbre” de otras presentaciones donde se hacían papelones y que eran más leña al fuego para el momento de crisis del fútbol nacional. Los hinchas de Alianza aún reclaman el error arbitral que los dejó fuera, los de Universitario lamentan que sus jugadores no hayan estado finos en los penales ante Sao Paulo y los de Juan Aurich se sienten alegres pero no conformes con la expresión preciosista de fútbol mostrado por el Ciclón. En EL DEPORTE REY vamos a sacar conclusiones de la actuación de los tres elencos blanquirrojos que tuvieron a bien lavar la cara internacionalmente a nivel de clubes en un torneo donde mayormente el protagonismo se lo llevan otros.

Iniciaremos en orden alfabético para que nadie se moleste. Lo hecho por Alianza Lima lo catalogamos de loable ya que a su regreso a la competición luego de tres años y una pobre actuación recordada por todos, se mentalizó que este torneo tenía que ser protagonista y no falló. El DT Costas dentro de un equipo sin estrellas elaboró un plan que fue entendido por los soldados de esta guerra y que estaban dispuestos a mostrar a Lationamérica que los blanquiazules eran cosa seria y no solo relleno de una serie. Valoramos en sobremanera el triunfo en La Paz ante un Bolívar que era favorito para una semana después desatar la locura ganándole al campeón de América. Eran seis puntos en la bolsa y ratificó su buen momento ante un Aurich que se venía con todo. Pasando la actuación falsa de Chiclayo y el nerviosismo de Quilmes, Alianza ganó cuando tenía que hacerlo y ante Bolívar hizo lo justo aunque se enojen muchos. El camino a Octavos no fue nada sencillo pero este equipo fue capaz de romper todos los mitos y ser objeto de muchos elogios de parte de la prensa internacional.

En cuanto al funcionamiento de equipo, los blanquiazules solaparon sus problemas defensivos con el buen despliegue de su línea de volantes. Fue importante la multiplicación de Gonzáles, el trajín y visión de juego de Quinteros, el orden de Tragodara y el sacrificio de Sánchez para el ida y vuelta. Arriba la chamba del “Zlatan de los pobres” fue estupenda con siete dianas en su haber y el siempre cuestionado Aguirre con tres tantos ante Estudiantes demostró que es un jugador que cuando esta claro aporta al equipo, cuando se desespera resta pero se debe rescatar su disposición para tomar la pelota y a base de velocidad meter miedo a las zagas rivales. Destacamos también los minutos de Montaño en La Paz y en Santiago que cuando se puso a jugar fue importante y nacieron goles de sus pies, aunque en Chile la tarea no fue redonda demostró su calidad. En el pórtico Libman fue el héroe de muchas jornadas y Forsyth no lo hizo mal en los tres partidos que jugó solo que le faltó algo de concentración. En conclusión, Alianza demostró que le pudo hacer frente a cualquiera sin complejos y lo mejor de todo no traicionando su historia con el fútbol pícaro y efectivo.

La tarea de Juan Aurich se presentaba muy complicada ya que tenía que disputar el mano a mano ante un rival mexicano y fue Estudiantes Tecos quien en principio era el favorito para llevarse la llave por meros antecedentes. El Ciclón mostrando una volante de ensueño con Manco, Ciciliano y Ascoy más un potente ariete como Tejada dio cuenta en la ida de los aztecas que se creían superiores antes del partido. En la vuelta y con un campo lluvioso Aurich supo imponerse y rompió todos los esquemas de que los peruanos no podían con los de la tierra del taco y el mariachi. Quedaba emparejado en la serie donde estaba el otro peruano Alianza Lima, además de Estudiantes y el Bolivar. El propósito de los dirigidos por Luis Fernando Suárez era trascender, hacerse conocido y aunque cayó sin atenueantes ante el campeón de América, logró en casa dos triunfos importantísimos ante Bolívar y su paisano Alianza en un duelo recordado por todos como una auténtica expresión de fútbol por parte del Ciclón.

Tenía el escarlata un compromiso con su historia y con su ambición de querer pelear la clasificación ante Estudiantes. Esta vez los argentinos ya más cuidadosos y demostrando oficio y jerarquía maniataron la ilusión chiclayana. Lo ofrecido por Juan Aurich en materia de conjunto fue muy exquisito para el paladar del aficionado amante del buen fútbol. El mediocampo hizo una sociedad estupenda con el ataque y por las bandas hizo su bastión de demostración de la velocidad y dinámica de sus hombres. Lamentablemente su defensa no daba muchas garantías y no tenía variantes para el refresco de hombres en el mismo sistema de juego. Destacamos la tarea del portero Diego Morales que siendo un elemento serio y ubicado para su puesto supo darle seguridad a la retaguardia chiclayana. De la experiencia se aprende y sabemos que en el norte ya tomaron nota de las fortalezas y debilidades que mostraron en la Copa Libertadores, le servirá de crecimiento sin duda alguna.

Universitario buscaba la revancha del año anterior. Ese fue el objetivo trazado de aquel 28 de abril de 2009 cuando cayó a manos de San Lorenzo y perdió en el último minuto la clasificación a la siguiente ronda. El campeón peruano en su 90% protagonistas de ese suceso más unos pocos refuerzos tenían la misión de mostrar crecimiento en esta Copa que se la trazaron como objetivo llegar lo más lejos posible y bajo la dirección de Juan Reynoso con su antipatía y todo pero logró cohesionar una muralla en la defensa compuesta básicamente por Revoredo, Carmona, Glaván y Galliquio además de Rabanal. Se ganó en Bolivia bien, luego ante Lanús se dio un paso importante imponiéndose en esos momentos a un elenco que no era la sombra del que se metió en la Libertadores. Igualó a cero en Lima ante Libertad quizás en el partido más horrible de la Copa y en la vuelta obtuvo un puntazo sobre el final con el tanto de Ramírez. Quizás el punto flaco de la campaña merengue fue el no ganarle a Blooming en el Monumental, resultado que lo obligaba a ganar en Argentina para clasificarse. Fue un nuevo 0:0 que hizo esperar una semana a los de Ate para meterse en la siguiente ronda de manera merecida por cierto.

Debemos destacar varias cosas en el cuadro merengue que fueron su fortaleza para llegar a jugar con Sao Paulo hasta la ronda de penales. Cuestionado el planteamiento del DT de ser muy defensivo, obtuvo a partir de esa estrategia ser muy sólido en esa línea durante toda la Libertadores. En el mediocampo los laureles se los lleva Rainer Torres por su despliegue, ubicación y orden que le daba para luego tratar de crear fútbol. Arriba lo más rescatable dentro de lo mezquino de esa zona, fue el trabajo de Piero Alva a quien siempre le faltó un socio que sea garantía de gol. En el arco la labor de Fernández fue buena y la de Llontop ante los tricolores brasileños también fue destacadísima. Quizás si le hubiera agregado a ese buen funcionamiento de atrás para adelante un elemento que haya aportado más y mejor en el ataque la historia crema sería diferente, no hay duda de eso. La tanda de los penales no son lotería pero Universitario fue presa quizás de su cansancio mental y ahí ya no pudo. Sin embargo, no hay reproche porque este equipo dejó el alma en la cancha y en cada pelota con sus ganas de trascender internacionalmente y eso es muy positivo.

En un apunte final podemos decir que con argumentos distintos los tres equipos tuvieron la fórmula para mostrarle a América una manera de querer hacer historia en la Libertadores. El Juan Aurich no se metió en los Octavos pero eso no desmerece su labor porque fue creciendo partido a partido. Alianza Lima hizo un trabajo impecable levantándose de la adversidad y mostrando hombría ante propios y extraños. Mientras que Universitario con su propuesta apática pero efectiva se convirtió en una de las mejores defensas de la Libertadores y un aspecto no menor fue que jamás perdió un lance, eso lo deja muy bien parado. Nos deja esta participación peruana una lección de que con compromiso, planificación, actitud, entrega y no traicionando su forma de juego, las cosas se dan positivamente. Que este paso adelante no se convierta en dos atrás en la próxima edición ya que se dejó un precedente y Latinoamérica debe tener en su agenda a los cuadros peruanos como elencos ambiciosos de la gloria continental.

CAPÍTULO INOLVIDABLE. Los aliancistas jamás se olvidarán de una demostración de buen fútbol y contundencia ante el campeón de América. Este resultado (4:1) fue clave para avanzar a la siguiente ronda. El día del “Zorrito” Aguirre estuvo en boca de todos.

LA MEJOR EXPRESIÓN DE FÚTBOL. Juan Aurich se cobró la revancha ante los grones y de qué manera. Su triunfo (4:2) fue contudente, con juego exquisito y mostrando lo más selecto del “Ciclón del Norte” en lo que va del año.

TRIUNFO CLAVE. Los antecedentes decían que a los equipos peruanos les costaba derrotar a los argentinos. Sin embargo, Universitario fue un solo equipo en el Monumental (2:0) ante un Lanús que estaba perdido en el campo. Alva y Labarthe señalaron los goles cremas esa noche feliz para sus parciales. (VIDEOS: FOX SPORTS)


Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: