Archivo

Posts Tagged ‘Gustavo Costas’

REFLEXIONES COPERAS

Luis Tejada. Un goleador de raza que fue figura en la Libertadores 2010. (Foto: Peru.com)

La sensación que se vive es de que los cuadros peruanos pudieron llegar más lejos en esta Copa Libertadores a pesar de la “malacostumbre” de otras presentaciones donde se hacían papelones y que eran más leña al fuego para el momento de crisis del fútbol nacional. Los hinchas de Alianza aún reclaman el error arbitral que los dejó fuera, los de Universitario lamentan que sus jugadores no hayan estado finos en los penales ante Sao Paulo y los de Juan Aurich se sienten alegres pero no conformes con la expresión preciosista de fútbol mostrado por el Ciclón. En EL DEPORTE REY vamos a sacar conclusiones de la actuación de los tres elencos blanquirrojos que tuvieron a bien lavar la cara internacionalmente a nivel de clubes en un torneo donde mayormente el protagonismo se lo llevan otros.

Iniciaremos en orden alfabético para que nadie se moleste. Lo hecho por Alianza Lima lo catalogamos de loable ya que a su regreso a la competición luego de tres años y una pobre actuación recordada por todos, se mentalizó que este torneo tenía que ser protagonista y no falló. El DT Costas dentro de un equipo sin estrellas elaboró un plan que fue entendido por los soldados de esta guerra y que estaban dispuestos a mostrar a Lationamérica que los blanquiazules eran cosa seria y no solo relleno de una serie. Valoramos en sobremanera el triunfo en La Paz ante un Bolívar que era favorito para una semana después desatar la locura ganándole al campeón de América. Eran seis puntos en la bolsa y ratificó su buen momento ante un Aurich que se venía con todo. Pasando la actuación falsa de Chiclayo y el nerviosismo de Quilmes, Alianza ganó cuando tenía que hacerlo y ante Bolívar hizo lo justo aunque se enojen muchos. El camino a Octavos no fue nada sencillo pero este equipo fue capaz de romper todos los mitos y ser objeto de muchos elogios de parte de la prensa internacional.

En cuanto al funcionamiento de equipo, los blanquiazules solaparon sus problemas defensivos con el buen despliegue de su línea de volantes. Fue importante la multiplicación de Gonzáles, el trajín y visión de juego de Quinteros, el orden de Tragodara y el sacrificio de Sánchez para el ida y vuelta. Arriba la chamba del “Zlatan de los pobres” fue estupenda con siete dianas en su haber y el siempre cuestionado Aguirre con tres tantos ante Estudiantes demostró que es un jugador que cuando esta claro aporta al equipo, cuando se desespera resta pero se debe rescatar su disposición para tomar la pelota y a base de velocidad meter miedo a las zagas rivales. Destacamos también los minutos de Montaño en La Paz y en Santiago que cuando se puso a jugar fue importante y nacieron goles de sus pies, aunque en Chile la tarea no fue redonda demostró su calidad. En el pórtico Libman fue el héroe de muchas jornadas y Forsyth no lo hizo mal en los tres partidos que jugó solo que le faltó algo de concentración. En conclusión, Alianza demostró que le pudo hacer frente a cualquiera sin complejos y lo mejor de todo no traicionando su historia con el fútbol pícaro y efectivo.

La tarea de Juan Aurich se presentaba muy complicada ya que tenía que disputar el mano a mano ante un rival mexicano y fue Estudiantes Tecos quien en principio era el favorito para llevarse la llave por meros antecedentes. El Ciclón mostrando una volante de ensueño con Manco, Ciciliano y Ascoy más un potente ariete como Tejada dio cuenta en la ida de los aztecas que se creían superiores antes del partido. En la vuelta y con un campo lluvioso Aurich supo imponerse y rompió todos los esquemas de que los peruanos no podían con los de la tierra del taco y el mariachi. Quedaba emparejado en la serie donde estaba el otro peruano Alianza Lima, además de Estudiantes y el Bolivar. El propósito de los dirigidos por Luis Fernando Suárez era trascender, hacerse conocido y aunque cayó sin atenueantes ante el campeón de América, logró en casa dos triunfos importantísimos ante Bolívar y su paisano Alianza en un duelo recordado por todos como una auténtica expresión de fútbol por parte del Ciclón.

Tenía el escarlata un compromiso con su historia y con su ambición de querer pelear la clasificación ante Estudiantes. Esta vez los argentinos ya más cuidadosos y demostrando oficio y jerarquía maniataron la ilusión chiclayana. Lo ofrecido por Juan Aurich en materia de conjunto fue muy exquisito para el paladar del aficionado amante del buen fútbol. El mediocampo hizo una sociedad estupenda con el ataque y por las bandas hizo su bastión de demostración de la velocidad y dinámica de sus hombres. Lamentablemente su defensa no daba muchas garantías y no tenía variantes para el refresco de hombres en el mismo sistema de juego. Destacamos la tarea del portero Diego Morales que siendo un elemento serio y ubicado para su puesto supo darle seguridad a la retaguardia chiclayana. De la experiencia se aprende y sabemos que en el norte ya tomaron nota de las fortalezas y debilidades que mostraron en la Copa Libertadores, le servirá de crecimiento sin duda alguna.

Universitario buscaba la revancha del año anterior. Ese fue el objetivo trazado de aquel 28 de abril de 2009 cuando cayó a manos de San Lorenzo y perdió en el último minuto la clasificación a la siguiente ronda. El campeón peruano en su 90% protagonistas de ese suceso más unos pocos refuerzos tenían la misión de mostrar crecimiento en esta Copa que se la trazaron como objetivo llegar lo más lejos posible y bajo la dirección de Juan Reynoso con su antipatía y todo pero logró cohesionar una muralla en la defensa compuesta básicamente por Revoredo, Carmona, Glaván y Galliquio además de Rabanal. Se ganó en Bolivia bien, luego ante Lanús se dio un paso importante imponiéndose en esos momentos a un elenco que no era la sombra del que se metió en la Libertadores. Igualó a cero en Lima ante Libertad quizás en el partido más horrible de la Copa y en la vuelta obtuvo un puntazo sobre el final con el tanto de Ramírez. Quizás el punto flaco de la campaña merengue fue el no ganarle a Blooming en el Monumental, resultado que lo obligaba a ganar en Argentina para clasificarse. Fue un nuevo 0:0 que hizo esperar una semana a los de Ate para meterse en la siguiente ronda de manera merecida por cierto.

Debemos destacar varias cosas en el cuadro merengue que fueron su fortaleza para llegar a jugar con Sao Paulo hasta la ronda de penales. Cuestionado el planteamiento del DT de ser muy defensivo, obtuvo a partir de esa estrategia ser muy sólido en esa línea durante toda la Libertadores. En el mediocampo los laureles se los lleva Rainer Torres por su despliegue, ubicación y orden que le daba para luego tratar de crear fútbol. Arriba lo más rescatable dentro de lo mezquino de esa zona, fue el trabajo de Piero Alva a quien siempre le faltó un socio que sea garantía de gol. En el arco la labor de Fernández fue buena y la de Llontop ante los tricolores brasileños también fue destacadísima. Quizás si le hubiera agregado a ese buen funcionamiento de atrás para adelante un elemento que haya aportado más y mejor en el ataque la historia crema sería diferente, no hay duda de eso. La tanda de los penales no son lotería pero Universitario fue presa quizás de su cansancio mental y ahí ya no pudo. Sin embargo, no hay reproche porque este equipo dejó el alma en la cancha y en cada pelota con sus ganas de trascender internacionalmente y eso es muy positivo.

En un apunte final podemos decir que con argumentos distintos los tres equipos tuvieron la fórmula para mostrarle a América una manera de querer hacer historia en la Libertadores. El Juan Aurich no se metió en los Octavos pero eso no desmerece su labor porque fue creciendo partido a partido. Alianza Lima hizo un trabajo impecable levantándose de la adversidad y mostrando hombría ante propios y extraños. Mientras que Universitario con su propuesta apática pero efectiva se convirtió en una de las mejores defensas de la Libertadores y un aspecto no menor fue que jamás perdió un lance, eso lo deja muy bien parado. Nos deja esta participación peruana una lección de que con compromiso, planificación, actitud, entrega y no traicionando su forma de juego, las cosas se dan positivamente. Que este paso adelante no se convierta en dos atrás en la próxima edición ya que se dejó un precedente y Latinoamérica debe tener en su agenda a los cuadros peruanos como elencos ambiciosos de la gloria continental.

CAPÍTULO INOLVIDABLE. Los aliancistas jamás se olvidarán de una demostración de buen fútbol y contundencia ante el campeón de América. Este resultado (4:1) fue clave para avanzar a la siguiente ronda. El día del “Zorrito” Aguirre estuvo en boca de todos.

LA MEJOR EXPRESIÓN DE FÚTBOL. Juan Aurich se cobró la revancha ante los grones y de qué manera. Su triunfo (4:2) fue contudente, con juego exquisito y mostrando lo más selecto del “Ciclón del Norte” en lo que va del año.

TRIUNFO CLAVE. Los antecedentes decían que a los equipos peruanos les costaba derrotar a los argentinos. Sin embargo, Universitario fue un solo equipo en el Monumental (2:0) ante un Lanús que estaba perdido en el campo. Alva y Labarthe señalaron los goles cremas esa noche feliz para sus parciales. (VIDEOS: FOX SPORTS)


CUANDO LA PELOTA SÍ SE MANCHA

Amor incondicional. Lo demuestra Fernández hincha confeso blanquiazul. Alianza dejará huella en esta Libertadores. (Foto: Peru.com)

Antes de emitir una opinión quisimos revisar nuevamente el resumen del partido, leer diversas reacciones en varios de medios de comunicación porque lo que vamos a decir no estaba imaginado hacerlo en caliente ya que no es nuestro estilo. Ya no vale llorar sobre la leche derramada, lo cierto es que Alianza fue a proponer fútbol y fue superior a un equipo chileno que sin actitud para la disputa de esta clase de partidos se llevó la clasificación por un grosero error del juez Vera que no quiso hacerse de problemas. En EL DEPORTE REY vamos a dar algunas luces sobre el polémico final que tuvo la participación blanquiazul en la Copa Libertadores y tratar de dar algunas soluciones para el futuro, porque a decir verdad este equipo compitió y creció internacionalmente y esto le ayudará a madurar como plantel para lo que viene.

Se sabía que la empresa no era nada sencilla para Costas y sus muchachos que en la previa partían a Chile solo con la fe y el aliento de sus parciales y familias. La derrota en casa el jueves pasado hizo pensar a más de uno que este grupo de jugadores no daría la talla en la cancha de Colo Colo. Desde el inicio del partido se vio a un elenco aliancista tomando la iniciativa del partido y se notaba a un U. de Chile que en su confusión de querer manejar el partido cedió mucho terreno que la blanquiazul supo sacarle provecho por el gol dudoso de Fernández. Si la pelota entró o no, esa interrogante será eterna pero por lo que hacía Alianza en el campo el 0:1 era más que justo.

En la primera etapa casi los grones no sufrieron en defensa donde pudieron controlar bien los pocos avances locales y así se iban al descanso. Para la segunda parte, los azules por la misma presión de la hinchada y darle vuelta al resultado encimó a la visita contándose con un cabezazo en el palo y un tiro libre peligroso de Victorino que pasó cerca del pórtico de Forsyth. Quizás el único error de la zaga aliancista fue capitalizado en el empate chileno porque hasta ahora no se entiende a qué salió el golero íntimo y la defensa que no cortó ese avance. Era 1:1 pero daba la sensación que los chilenos se encontraron con el resultado ya que nunca pelearon verdaderamente por conseguirlo. Alianza nunca bajó los brazos y demostró a propios y extraños que aunque su retaguardia genere todas las dudas del mundo, su mediocampo se repartió muy bien y en la delantera estuvieron muy activos tanto Aguirre como Fernández, autor de dos goles.

El ingreso de Montaño fue clave para callar a un escenario que ya celebraba la clasificación por anticipado. Le puso un buen servicio para el “Zlatan de los pobres” y la alegría en el banco grone se desataba y en medio Perú también. Ese merecía ser el final del partido, debió ser premio para el equipo que fue superior en una eliminatoria de 180 minutos, porque no se guardó nada y fue a pelear por saciar su hambre de gloria. Lo que vino después con el gol chileno fue un escándalo ya que demostró que el ecuatoriano Vera nunca tuvo personalidad para este lance, desde su inicio se notó desacertado en sus sanciones además de muy localista. Todos los hinchas de Alianza lo quieren matar, aunque jamás promoveremos la violencia, el juez se equivocó y grueso en una jugada clave del encuentro ante un escenario que enardecía y que no le iba a perdonar dejar al local sin la entrada a los Cuartos de Final.

El balance que nos deja la participación de Alianza Lima es que a pesar de las críticas por su labor en la defensa, este equipo siempre se supo recomponer dando mejor fútbol y una contundencia que fue fundamental para llegar hasta donde llegó. Nadie daba un sol por los muchachos de Costas a principio de temporada y se criticó su preparación en Sierra de la Ventana-Argentina, la cual a fin de cuentas fue muy positiva porque mostró a un elenco solidario, suelto, movedizo y con ideas claras en ataque. La línea del fondo es materia pendiente y en la Copa quedó demostrado que los errores se pagan caro con resultados díficiles de remontar como el duelo que se perdió en Matute. Los hinchas victorianos deben sentirse orgullosos de su equipo porque mostró ser un equipo en toda la dimensión de la palabra y no es que por rendimiento ni actitud se quedaron fuera de la Libertadores sino por un error garrafal arbitral. En fin, esto es fútbol y lamentablemente la pelota también se suele manchar matando los sueños de un cuadro que se comportó a la altura de las circunstancias.

NUNCA SE FUE. Sin duda Alianza Lima deja una grata impresión en toda Latinoamérica con la esencia de su fútbol. Quedará en la retina de los fanáticos a este deporte que el empate (2:2) ante la U. de Chile que significó la eliminación no fue todo lo que ofreció la blanquiazul en el campo, sino una identidad de juego. (VIDEO: FOX SPORTS)


LA SIMPLICIDAD DEL FÚTBOL

Sin altura. Alianza Lima tendrá que mejorar su puntería de cara al duelo de vuelta. (Foto: Peru.com)

Alianza hoy no puede bajar la cabeza aunque el resultado en contra así lo diga. El partido aún dura 180 minutos aunque el rival haya demostrado que será muy duro de vencer y que ya demostró en Matute que tiene orden defensivo y que concreta las oportunidades que tiene. Los blanquiazules si se les puede poner alguna nota en cuanto a su actitud seguro se lleva un 18 pero en el balance general tenemos que desaprobarlo porque no hizo los deberes y hoy se ampara a plantear otro tipo de partido en Chile la próxima semana, uno quizás muy peligroso para sus intereses pero arriesgado desde la mente del DT Costas. En EL DEPORTE REY analizaremos la derrota íntima en un duelo que no debió ceder pero que premió al cuadro que concretó la única clara que tuvo.

Decidimos escribir este post en caliente porque entregaremos no un análisis con el hígado sino que luego de culminado el encuentro meditamos acerca de lo que podría ser el desenlace de esta llave que esta toda jugada a favor de los chilenos para llegar a los Cuartos de Final y acabar con el sueño blanquiazul de trascender internacionalmente. Desde un principio se vio a un Alianza ansioso, queriendo ejercer su juego en el campo pero se encontró con una muralla azul que respondía a todo embate aliancista en todos los rincones del campo. Joel Sánchez nunca fue la luz por la banda izquierda y Quinteros lanzaba pelotazos intrascendentes haciendo que Fernández no pudiera con los defensas chilenos y se vio a Aguirre saliendo del área para buscar juego en conjunto que fue casi nada lo mostrado por la blanquiazul en la primera etapa.

De milagro y gracias a un hincha victoriano que lanzó ese contómetro en el arco de Forsyth, la U de Chile no abrió la cuenta ante un estadio colmado de fe y esperanza de una de las hinchadas más fieles del fútbol peruano. Lo que nos quedó en conclusión de esa primera parte, fue que ante un elenco ordenado como el sureño y a Alianza le faltó variantes de juego en ataque, el caer en lanzar pelotazos se hizo ocioso y facilitó la tarea a los dirigidos por Pelusso. Además que en todo momento hasta antes del gol de Rivarola se vio un trabajo físico importante por el lado azul ya que presionaban constantemente la salida de los íntimos sin dejarlos pensar que fue la mayor fortaleza de la blanquiazul en la segunda ronda de la Copa.

Ante la monotonía de las ganas victorianas de asegurar el partido, Costas hizo dos cambios buscando abrir la retaguardia chilena. Montaño y Velásquez eran los llamados para esa misión aunque el primero cumpliría ligeramente con su trabajo cuando se juntó con el también ingresado Alexander Sánchez y dejó en inmejorable posición a Aguirre para que definiera pero que no supo darle la calidad a su remate que se necesita en esta clase de encuentros. Ahí no más, el 20 de Alianza mandó a las nubes otro remate que pudo ser el tanto aliancista que no llegaría. Lo dijimos en artículo de ayer, que en estas instancias las oportunidades no pueden ser desaprovechadas y los errores se pagan caro y esto pasó con Alianza para mermar sus intereses.

Justamente colocamos el título de este post porque la U de Chile aprovechó el único error que tuvo la zaga aliancista que fuera de eso se comportó de manera aceptable. Rivarola aprovechó la confusión de Sosa y Solís y ante Forsyth tenía todo para llevarse los tres puntos a casa y no falló. Esta jugada fue una lección de eficacia, simpleza y resultado de hacer lo que mandan los libros en esta clase de contiendas. De cara a la vuelta, las posibilidades blanquiazules se reducen porque no puede empatar ni siquiera a un gol por lado porque igual los chilenos se meterían en Cuartos de Final, este resultado obliga a los dirigidos por Gustavo Costas jugar ordenado, renovar la fe y apelar a la efectividad de sus volantes y delanteros que hoy estuvo desaparecida.

Argumentos existen para que Alianza siga soñando pero tenemos que ser realistas y decir que el partido de vuelta será otro, el clima será hostil y aparte del juego azul es todo lo que tiene por contrarrestar la blanquiazul. Alianza tiene la palabra para su desenlace en esta Copa que al parecer llegará a su fin, depende de ellos cambiar el pensamiento de incertidumbre del hincha blanquiazul.

SIN DEFINICIÓN. Alianza dejó escapar una magnífica oportunidad de poner la eliminatoria a su favor, algo que sí hizo la U de Chile al imponerse en Matute (0:1). La próxima semana sabremos cómo acaba esta historia y ver a un equipo blanquiazul si cambia su actitud de estar con el gol de espaldas. (VIDEO: FOX SPORTS)

LA CLASIFICACIÓN ASUSTADA

Abrazo copero. Alianza Lima se metió en Octavos de Final de la Libertadores. (Foto: Peru.com)

Anoche Alianza Lima hizo historia internacional. Para el hincha no importa cómo pero para su corazón queda la felicidad de haber concretado el primer objetivo del año metiéndose en los Octavos de Final de la Copa Libertadores. Los victorianos mostrando un nivel ajustado en su juego, se dedicaron a aguantar el resultado cuando el trámite del partido después del gol de Fernández mandaba otra cosa. En EL DEPORTE REY hablaremos de la clasificación blanquiazul a la siguiente etapa de la Copa, de lo que se vio en el campo ante un Bolívar que asustó por momentos en el verde y lo que puede venir para los dirigidos por Gustavo Costas.

Como tenía que ser, Alianza salió a apretar a la visita con su conocida propuesta de vértigo por todos los sectores del campo. Sánchez y Tragodara eran los encargados de darle velocidad a ese mediocampo apoyados por Wilmer Aguirre para alimentar a Fernández en la búsqueda de posibilidades claras de gol. Y a los 6 minutos esta se hizo efectiva gracias a una buena combinación entre Sánchez y la excelente maniobra de Aguirre para que José Carlos Fernández de cabeza ponga el primer grito alegre en Matute que si bien no estuvo totalmente lleno, el aliento de la afición fue fundamental para sostener el resultado.

De forma increíble, la responsabilidad le jugó una mala pasada al conjunto blanquiazul y ésta se hizo evidente en su lado más vulnerable, la defensa. Con el correr de los minutos se vio a un Alianza dubitativo, nervioso y eso se trasladó a la tribuna que aunque nunca cesó en su aliento, los murmullos ya se hacían sentir. Bolívar tuvo dos claras de gol en la primera etapa pero en una respondió bien Libman y en la otra la mala puntería boliviana se hizo presente aunque quedó evidenciado que jugarle a las espaldas a la retaguardia íntima es una fórmula válida para hacerle daño. Los centrales Vílchez y Vidal Sosa se vieron muy tensos por el miedo a cometer errores cuando eran los hombres llamados a trasmitir la tranquilidad que corresponde a esta clase de partidos.

El primer tiempo culminaba dando una sensación encontrada de alegría pero de temor a que el resultado buscado no se concretara. Había que afinar algunos aspectos para la segunda etapa y Costas así lo entendió aunque sus variantes no aportaron lo que él esperaba porque rápidamente se contagiaron de la imprecisión, de repartir rápido el balón sin un receptor claro y a tener que copar el campo para defender el marcador. Si bien Bolívar en el segundo tiempo no tuvo posibilidades concretas de gol, adelantó sus líneas y se convirtió en un duelo en donde el contragolpe era la mejor arma aliancista para poder hacer daño. En este tramo, destacamos el trabajo de Wilmer Aguirre como el jugador de la cancha porque fue el único que hizo las cosas pensando en el arco de enfrente y aunque no estuvo fino en la definición fue pieza clave para la obtención del triunfo.

Otras voces dicen que a veces no se puede jugar bien y lo que importa es el resultado y no dejan de tener razón. Sin embargo, por otro lado también es real que el juego mostrado anoche por Alianza Lima no es un buen indicador de que sea un candidato de fuerza a seguir avanzando en la Copa Libertadores. Pensamos que más que un problema futbolístico, lo que pasa en tienda aliancista es que no se recupera totalmente de ese pequeño bajón por el que pasó, eso se llama confianza en sí mismo para afrontar los partidos. Este triunfo es clave porque aparte de significar la clasificación puede ayudar a tomar nuevamente la fe en el grupo. Aunque aspectos del juego se tienen que resolver en la interna del equipo, se tiene que pensar que rivales más complicados se vendrán por sortear y Alianza aparte de su juego mostrado tiene que fortalecer la mente, esa donde se alojan las fuerzas y los objetivos.

Medio Perú celebra este paso importante de Alianza Lima porque hace 12 años que la institución de la envergadura e historia que tiene no lo podía sentir suyo y esto sin duda fortalece el ánimo no solo del hincha blanquiazul sino del aficionado en general. El pensamiento grone no debe quedarse en que ya se metió entre los 16 mejores clubes de América porque el primer objetivo es ir a Argentina y tratar de quedar primero en su serie para que la parada siguiente no sea en el papel complicada. El sueño victoriano de trascender en esta Copa continúa, hay que tomar en cuenta algunos aspectos pero eso con el correr de los partidos se puede ir afinando. Lo que no se va a afinar para nada y siempre estará ahí es el aliento del público. Alianza ha demostrado que tiene una hinchada con fe y con hambre de gloria por lo que ellos esperan junto al equipo de sus amores que la celebración no se quede aquí sino que se prolongue lo más lejos posible. ¡Felicitaciones Alianza Lima!

HISTÓRICO. Alianza Lima consiguió el resultado que necesitaba (1:0) ante un Bolívar que hizo un partido digno. Luego de 12 años la blanquiazul se metió en la discusión por ver quién es el mejor equipo del continente. (VIDEO: FOX SPORTS)


EL FÚTBOL SE QUEDÓ EN EL VESTUARIO

¿Dónde está el fútbol?. Entre los compadres pelearon pero olvidaron la esencia de este deporte.

Se hizo mucha parafernalia para obtener muy poco. Alianza Lima y Universitario llegaban con sus momentos coperos a todo tren y decepcionaron en La Victoria. Quizás ambos pensando en sus encuentros que en pocas horas tienen que definir su clasificación a la siguiente ronda de la Copa Libertadores tuvieron a mal regalarnos un lance con pocas situaciones de gol, mucha fricción y casi nulo de fútbol. En EL DEPORTE REY vamos a desmenuzar este partido que si de calificativos se trata fue uno de los más sosos que hemos visto en los últimos tiempos.

Universitario salió a apretar en los primeros minutos del partido y hasta un gol anulado tuvo. Esta jugada no amerita discusión porque Alva estaba claramente adelantado pero era un aviso de que los cremas iban a Matute por los tres puntos. A Alianza le costó acomodarse en los primeros minutos del juego pero luego su defensa y volante se asentaron mejor aunque sin generación importante de ataques que lo hicieran ser merecedor de abrir la cuenta. Un Aguirre bien tomado por Revoredo y Galliquio poco pudo hacer en los primeros 45 minutos y Fernández jugando más al choque que al desmarcarse para buscar que vulnerar la valla merengue.

En la primera etapa las llegadas de ambos equipos a las porterías fueron casi inexistentes pero todas las que generó Universitario fueron de pelota parada, algo que le va bien en materia defensiva pero que es una preocupación mayúscula en ataque si nos ponemos a pensar en el partido del martes ante Blooming. Lo de Alianza mejoró ostensiblemente en la zaga y eso aunque no haya marcado goles le da cierta confianza para su final del jueves ante el Bolívar donde ambos conjuntos peruanos deben imponerse si quieren instalarse en los Octavos de Final de la Libertadores.

Volviendo al partido, en el inicio del segundo tiempo Alianza se fue encima de Universitario y gozó con una clara en el cabezazo de Wilmer Aguirre donde Galliquio lo soltó y no pudo concretarlo en gol, además de otro disparo débil. La expulsión justa de Joel Sánchez quizás desequilibró el partido pero solo en cantidad de hombres porque Alianza no replanteó su propuesta ni Universitario supo aprovechar el elemento de más en el campo. Un cabezazo en el travesaño tuvieron los merengues en ese lapso hasta la que tuvo que ser expulsión a Alva por entrada sin pelota a Ovelar. Buckley se equivocó al no ser equilibrado en sus sanciones y eso motivó el posterior reclamo de Costas.

Más que todo lo que ya se dijo que se vio en el campo este partido dejó muchas dudas y reflexiones de ambos equipos. Los dos ganaron en confianza defensiva, Universitario anduvo en lo suyo, con la rapidez y sincronización que ya se le conoce a nivel nacional e internacional mientras que Alianza tomó confianza luego de los 10 goles que sufriera en los tres duelos con derrotas de cara a lo que viene que no será nada fácil para los compadres. Si bien los conjuntos bolivianos no tienen argumentos importantes en ataque –en el papel- siempre es primordial como requisito inicial tener la defensa bien concentrada.

El problema mayor viene en generación y culminación de las jugadas en el arco de enfrente. Alianza no pudo hacer mucho ante la portería de Fernández y quizás pueda ensayar algunas variantes para poder pasarla más tranquilo ante Bolívar el jueves. Mientras que en Universitario no hay ese jugador diferente que pueda tener las ideas claras para llegar al gol. El llamado es Ramírez pero ya demostró que cuando está encendido hace cosas interesantes pero cuando no su juego cae en la intrascendencia y por ende la del todo el ataque crema. Hay mucho por revisar en tan poco tiempo y aunque esta semana el protagonismo es nuevamente de ellos, se debe tener el escenario claro y los pies en la tierra para no pensar que ya se comió el postre antes de saborear el plato de entrada.

PERDÓNALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN. En un encuentro deslucido Alianza Lima y Universitario más pensando en no ser vencidos que en hacer daño (0:0) repartieron puntos y un pésimo espectáculo. Ambos piensan en la Copa Libertadores. (VIDEO: CMD)


SIN FUERZA NI CORAZÓN

En el piso. Imagen que grafica el accionar de Sporting Cristal ante un San Martín efectivo. (Foto: Peru.com)

A parte de que la punta cambió de dueño y se mudó a Trujillo, una sorpresa mayúscula en el final de la fecha 6 de la Copa Cable Mágico son las derrotas sin atenuantes de Sporting Cristal y Alianza Lima en condición de local. En el caso de los blanquiazules fueron presa de un juego muy ordenado y no tuvieron la reacción adecuada ante un equipo con un buen trato de balón. Además que dos derrotas consecutivas ya suena raro en La Victoria. Mientras que Cristal quedó desnudado en defensa ante un San Martín que se muestra cada vez más contundente de cara al gol y le dejó tremenda chamba al “Chino” Rivera para el futuro inmediato. Esto y mucho más EL DEPORTE REY lo desmenuza a nuestro estilo, contándole todo lo acontecido en esta nueva jornada del Descentralizado 2010.

La noche iquiteña se presentaba sensacional para dejar clara la recuperación merengue. Esta vez Reynoso le dio mayor importancia al torneo local y puso lo necesario para ganar los tres puntos en juego. Con un aguerrido Galván y un Labarthe en lo suyo fueron claves marcando la diferencia ante un equipo que necesita más que algo espiritual para mejorar su labor en defensa. CNI tiene una interesante propuesta en ataque pero que su retaguardia aún no cuaja y le está costando puntos importantes en lo que va del año. En cuanto a Universitario este triunfo ayuda a incrementar la confianza para ir a jugar con Libertad gran parte de su clasificación e imponer ese juego que no es vistoso a la vista pero que tiene mucho orden, fuerza y disciplina a la hora de encarar los partidos y las situaciones adversas.

En Matute estaban seguros que se levantarían ante un Vallejo que venía entonado con cuatro triunfos al hilo pero se estrellaron contra sus propios errores. Los poetas estuvieron finos en el arco cuando fue necesario y maniataron a un equipo ansioso y falto de ideas en ataque como Alianza Lima. Demus y Candelo fueron los artífices de esta victoria norteña que tuvo más actores por destacar como el trabajo de Hernández en defensa y en sí el equipo que juega muy bien al fútbol, es solidario y administró con criterio el balón. Una puede ser una mala noche, pero dos ya son materia de preocupación para Costas y sus muchachos que por momentos parecía el equipo del 2009 falto de gol y con problemas de recuperación de balón. Este traspié más puede ahondar en lo anímico que en lo futbolístico pero debe ser revisado con más atención y serenidad. Hay una semana de descanso todavía.

La noche irresponsable es un título que bien les podría caer a los jugadores de Sport Boys luego de su derrota ante Aurich. Y no porque se hayan ido de juerga sino porque al parecer no estuvieron en la cancha del Elías Aguirre para jugar a lo que saben, al fútbol. Pensamos que el árbitro tan cuestionado en tienda rosada estuvo perfecto en las tres expulsiones chalacas. Ante esta situación no le quedaba otra a Aurich que aprovecharla y en tres ocasiones dio las gracias por el cumplido en los pies de Ascoy, Ciciliano y un autogol de Mariño. Como lo declaró Reimond Manco, no se pueden sacar conclusiones de un partido donde un equipo está con los jugadores completos y el rival sumamente diezmado. Igual son tres puntos que suman para el Ciclón que no descuida el torneo doméstico.

El domingo nos tenía preparado muchas sorpresas pero no pensamos que hasta un showman sería el encargado de darlas. Lo que se vivió en el Cusco a primer turno fue simplemente decepcionante con dos equipos que no tienen claro lo que quieren en el campo y que su mejor premio a lo que se vio en la cancha era la igualdad. Cienciano que con sus refuerzos aún no agarra confianza para convertir las que genera pero que su historia demanda un lavado de cara muy fina. Lo de Melgar pues es el rey del 1:1 ya que en cinco partidos ha obtenido ese resultado y aunque fue un poco más que los rojos en el rendimiento definitivo del lance, su idea de juego aún no es clara. Lo del DT arequipeño no tiene comentarios del espectáculo que armó al término del partido con su equipo que se quedó sin el triunfo. No sabemos que debemos hacer, si una campaña contra esto o aceptarlo como una más del folklore del balompié nacional.

La sorpresa mayor estaba aguardando en el San Martín. La Universidad está muy adelantada con sus demás compañeros del campeonato en su línea de juego y en Sporting Cristal ayer parecían 11 conos de entrenamientos al cual superaron con facilidad. Los celestes nunca recompusieron su mediocampo que es el primero que debe quitar las pelotas en un contragolpe y la defensa que estaba pensando en sabe Dios qué menos en lo que pasaba en el terreno de juego. Alemano y Arriola con dos dianas cada uno pusieron a los santos más seguros que nunca en cuanto a lo que dan en el campo y dejaron una profunda herida que va a costar cicatrizar en el Rímac. Víctor Rivera va a tener que hilar fino en este momento difícil de la celeste, él sabe cómo. Sin duda no se esperaba este resultado pero el fútbol se gana con goles y no con buenas intenciones.

En otros partidos, Inti Gas por fin supo lo que es ganar de local y lo hizo ante un rival clásico del centro del país. El Sport Huancayo aún sigue adoleciendo del cuadro que se armó el año pasado y es algo que Rafo Castillo no puede recomponer todavía. Los ayacuchanos gustan por su buen toque de pelota y fortalecen su idea en cada partido. En el partido más aburrido de la fecha, el Total Chalaco igualó a cero con Alianza Atlético. A pesar que ambos cuadros han tenido buenos momentos de fútbol con rivales más pintados y complicados, entre ellos no se supieron sacar diferencias y presumimos que ambos elencos pelearán la parte baja del campeonato. Quedó pendiente el José Gálvez – León de Huánuco por problemas de deudas en Chimbote.

CULTO A LA EFECTIVIDAD. No colocamos como todos los lunes “EL PARTIDO DE LA FECHA” porque San Martín borró prácticamente del campo a Sporting Cristal y con un resultado contundente (0:4) se erigió una sola forma de jugar la tarde de ayer en el campo celeste. (VIDEO: DIRECTV)


EL CICLÓN ESTÁ DE VUELTA

Todavía se puede. Aurich con su triunfo de ayer pelea la clasificación. (Foto: Peru.com)

Parecía maniatado luego de su derrota en La Victoria pero este “Ciclón” tenía hambre de revancha. Y vaya que se sació hasta comerse todo lo que encontró a su paso sin dejar los residuos. En Chiclayo la fiesta debe haber durado hasta hoy por la tremenda actuación de los dirigidos por Luis Fernando Suárez que dieron una lección perfecta de contragolpe y juego veloz más su dosis de efectividad. En EL DEPORTE REY vamos a analizar el triunfo de Juan Aurich que le da vida en la Copa Libertadores ante un Alianza que fue superado con creces en el gramado de plástico del Elías Aguirre.

De arranque la visita fue quien tomó la iniciativa del partido y producto de ello fue que Joel Sánchez tras servicio de Aguirre coloca el primero muy temprano y era Alianza quien pasaba a manejar el partido. En los siguientes minutos a Aurich le costaba salir de su campo porque los blanquiazules controlaban el partido pero una recomposición chiclayana hizo que las cosas se equilibraran posteriormente. Alianza sabía a que jugaban los rojos y dejó que se tomara todas las licencias posibles por las bandas y el golazo de Guizasola no tardó en llegar y se marcaba el empate justo.

Ante la situación presentada en el lance, el negocio íntimo era irse al descanso con el 1:1 para poder replantear un mejor segundo tiempo. Sin embargo, Tejada no lo quiso así y tras un tiro de esquina señaló el 2:1 a los 44 minutos de la inicial. Alianza no marcaba bien ni por abajo ni en el juego aéreo. La solidez con que se había presentado en anteriores encuentros coperos estaba siendo desnudada y no fue ni el Corinthians de Ronaldo, el Flamengo o el Nacional de Montevideo sino este Juan Aurich con su propuesta desequilibrante y contundente por las bandas que le hacía daño a la blanquiazul.

Para la etapa complementaria, el “Ciclón” supo soplar en los momentos justos porque cuando los victorianos buscaban el empate una excelente combinación entre Ascoy, Ciciliano y Manco pusieron un 3:1 ya difícil de remontar en tienda grone. Aunque debemos de decir que Alianza no hizo un mal partido del mediocampo hacia arriba, siempre que pudo propuso llegadas y remates pero éstos no eran profundos. Producto del amor propio fue el descuento de Ovelar que puso en duda por un momento el triunfo local ya que quiérase o no la sensación de nerviosismo podía instalarse e incluso pudo ser empate si no fuera que el remate de Montaño es sacado por Morales al tiro de esquina.

En una jugada maradoniana Ascoy hizo probablemente el gol de su vida sacándose a cuanto defensa íntimo le saliera a la marca y sellar un resultado que lleva a la reflexión a ambos cuadros. Mientras que en Alianza Lima esto que sucedió debe ser tomado como una lección de qué cosas pueden venir en adelante en esta Copa si clasifica a Octavos de Final y para Juan Aurich es un volverse a instalar en un grupo sumamente peleado y que lo dijimos en artículos anteriores que iba a tener emociones hasta la última fecha y de eso estamos seguros.

La sensación final que nos dejó este lance es que el “Ciclón” tiene argumentos de sobra para luchar la clasificación y escribir su historia en la Libertadores. Todo pasa por ganar el próximo 30 de marzo a Estudiantes y no perder en La Paz ante un Bolívar que debe presentar suplentes para ese duelo. Lo de Alianza es pura y neta concentración en su duelo ante los bolivianos este 8 de abril donde la única consigna es la victoria y tratar de ser primero en la serie. Con ese resultado pueden respirar con más calma Gustavo Costas y sus muchachos pero será importante que la caída en Chiclayo lo perciba como una enseñanza y no una bajada de moral, eso sería demasiado peligroso.

Esperemos que los dos conjuntos peruanos puedan ingresar a la siguiente ronda por el rendimiento que ambos han mostrado hasta aquí, sería un justo premio para elencos que buscan mejorar su rendimiento internacional en esta Copa Libertadores. Además no olvidemos que Universitario está peleando en solitario por los nacionales en la llave 4 y que la próxima semana tiene un encuentro más que importante para sus aspiraciones de clasificar ante un Libertad que seguramente no le regalará nada. Buen fútbol, goles y el espectáculo están creciendo por el bien de un deporte que su parte administrativa y organizativa será un desastre pero debemos valorar que los protagonistas en el verde se están encargando de cambiarla para bien.

MAESTRA CONTUNDENCIA. Juan Aurich y Alianza Lima nos regalaron un buen partido con todos los ingredientes que el buen fútbol pide. Fue victoria de los locales (4:2) pero ambos elencos tienen discusión en la Copa Libertadores aún. (VIDEO: FOX SPORTS)


A %d blogueros les gusta esto: